Semillas de Chía

Los 10 Mejores Beneficios de las Semillas de Chía

Semillas de Chía
Las semillas de Chía son consideradas y llamadas superalimento, desde que poseen altas concentraciones de nutrientes. Solo un servicio de 1-oz tiene 136 calorías, 4.6 gramos de proteína, 11.8 gramos de carbohidratos y 8.6 gramos de grasa, casi todo de lo saludable que es la grasa no saturada.

Alta en Fibra

Las semillas de Chía son muy altas en fibras dietéticas, lo cual ayuda a alcanzar el consumo diario de fibra recomendado. Comer la cantidad recomendada de fibra dietética es una gran herramienta para combatir la constipación, ayuda a reducir el colesterol alto, previene las enfermedades cardiacas y ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Incrementa el Omega-3

Estas semillas también son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, los cuales son esenciales para la salud del corazón y el cerebro. Investigadores de un estudio en junio de 2012 descubrieron que los participantes con consumos diarios de 25 gramos de semillas de chía experimentaron un sustancial incremento en ácidos grasos omega-3 tales como el ácido alfa-linolenico (incremento de un 138%) y ácido eicosapentaenoico (un incremento del 30%).

Contiene Niacina y Tiamina

Cada 2 cucharadas de semillas de chía proporcionan un 12% del DV para niacina y tiamina. Estas vitaminas B son importantes para transformar los alimentos que consumes en energía y mantener tu cerebro y sistema nervioso funcionando apropiadamente.

Fuente de Selenio

El mineral selenio actúa como un antioxidante para limitar el daño de las células por parte de los radicales libres. Además ayuda a tu cuerpo a absorber la vitamina E.

Incrementa el consumo de Hierro

El hierro se necesita para formar las células rojas en la sangre y llevar el oxigeno a través del cuerpo. Las semillas de Chía contienen hierro en cantidades considerables.

Contiene Calcio

Las semillas de Chía contienen Calcio. El Calcio ayuda a construir huesos fuertes y también desempeña un rol importante en la coagulación de la sangre y la función nerviosa y muscular.

Fuente de Manganeso

El Manganeso es esencial para metabolizar los carbohidratos, la formación de los huesos y la regeneración de las células rojas en la sangre.

Proporciona Fósforo

El cuerpo necesita fósforo para formar ADN y huesos Fuertes, y también para almacenar energía. Las semillas de Chía proporcionan cantidades considerables de fosforo.

Fuente de Magnesio

El magnesio es importante para el metabolismo así como también lo es para la función nerviosa y muscular.

Contiene Cobre

Todos necesitamos cobre para mantener nuestros nervios saludables y para formar células rojas y huesos fuertes. La chía es una buena fuente de cobre.

Ese artículo lo dejé aquí por si acaso queremos incluir algo, en este caso habrá que modificarlo obviamente. Nada más me avisas!

Articulo en pagina de Dr. Oz sobre las Semillas de Chía:

Chia: Antigua Super-Semilla Secreta
Por Lindsey Duncan, ND, CN

Hace mucho tiempo, antes de que los españoles conquistaran Latinoamérica – y antes de que naciera la Ch-ch-ch-chía Pet – las semillas de chía eran un alimento principal, como el maíz y los frijoles, en las dietas de los aztecas y los mayas. La chía de hecho obtuvo ese nombre de la palabra Maya “fortaleza”.

La mayoría de las evidencias muestran que los humanos comenzaron a utilizar estas semillas alrededor de los años 3500 AC. Los aztecas y los mayas consumían las semillas regularmente, moliéndolas en harina, presionándolas para sacar el aceite y bebiéndolas mezcladas con agua. En ese momento en la historia, las semillas de chía eran consideradas casi mágicas gracias a sus habilidades para incrementar la resistencia y la energía durante largos periodos de tiempo.

Luego de que los españoles conquistaran Latinoamérica, las semillas y sus beneficios estuvieron algo así como eclipsados, ya que los españoles introdujeron sus propios alimentos y prohibieron la siembra de semillas de chía. Ahora, como los científicos modernos y nutricionistas están reconociendo la carencia extrema de algunos nutrientes en las dietas americanas estándar, están buscando soluciones naturales en la historia, incluyendo la chía. Gracias a esa situación, las semillas están volviendo a ganar popularidad y sus beneficios se han vuelto conocidos para la América moderna.

Las semillas de chía son “súper” porque como una súper fruta, ellas entregan el máximo valor de nutrientes con un mínimo monto de calorías. Ellas tienen muchos de los mismos beneficios que la mejor conocida como “súper semilla” de lino, pero a diferencia de la semilla de lino, no necesitas molerlas para cosechar los beneficios de salud. Los beneficios nutricionales de la chía incluyen: fibra, ácidos grasos omega, calcio, antioxidantes y muchos más – ¡incluso proteína!

Mientras la Asociación Dietética Americana recomienda entre 20 y 35 gramos de fibra diarios, el americano promedio solo obtiene de 12 a 15 gramos, desafortunadamente. Con unos 11 gramos por onza, la chía entrega el 42% de la cantidad diaria de fibra recomendada en solo un servicio. La fibra es vital para todos los aspectos de la salud, y es especialmente la clave para la pérdida de peso y la digestión. La fibra ayuda a ralentizar la digestión y te hace sentir lleno a través de la absorción de líquidos y expansión del tracto digestivo.

La chía absorbe 12 veces su propio peso y se expande para reprimir tu apetito, por eso añadir solo una onza o algo más de semillas de chía a tu dieta puede reducir el consumo calórico y ayudar a reducir la densidad de energía (o calorías) de los alimentos, además de duplicar la cantidad de fibra que recibes.

Mi manera favorita de comer chía es como aperitivo o como postre en un pudin de dieta. Para hacer el pudin, solo mezcla 3 cucharadas de semillas de chía con una taza de tu jugo favorito – mi preferido es granado con bayas mas resveratrol, para un potenciador extra de antioxidantes. Haz clic aquí para la receta completa.

Haciendo honores a su estatus de súper-semilla, onza por onza, ¡las semillas de chía tienen más ácidos grasos omega-3 que el salmón! La chía es una de las fuentes más concentradas de omega-3 en cualquier alimento. También contiene altos niveles de omega-6. Todo el mundo necesita consumir elevadas cantidades de este esencial acido graso en su dieta, ya que estos ácidos grasos construyen nuevas células y regulan varios procesos del cuerpo y el mismo no puede producirlos internamente. Estos ácidos también apoyan la salud del corazón y la belleza de la piel, uñas y cabello.

La chía también contiene calcio; de hecho, entrega el 18% de tu valor diario por onza, lo cual es tres veces más de lo que entrega la leche descremada. Muchos americanos – especialmente los vegetarianos o aquellos que evitan los lácteos – no están obteniendo suficiente calcio. La deficiencia de calcio puede conducir a la osteoporosis, un desorden caracterizado por huesos débiles y frágiles. La osteoporosis es un problema serio de salud que padecen más de 10 millones de ciudadanos americanos adultos, siendo el 80% de ellos, mujeres. Otros 34 millones tienen osteopenia, que esencialmente se refiere a la pre-osteoporosis.

En resumen, esta pequeña y diminuta semilla trae consigo un gran puño nutricional
perder-peso-con-triogest

Comparte nuestra pagina!